28.6.08

Viaje Cancelado.

El problema de hacer planes con mucha anticipación es que cuando están a punto de realizarse, algo pasa y no se cumplen. En otras cosas, es sábado, estoy en casa, cuando no debiera y me pondré a pintar y a pensar hacia dónde se dirige mi vida, me distraeré pintando y viendo de vez en cuando una película o la televisión. Pintaré y pensaré que quiero hacer de mi vida, incluso creo que en una de esas haré un ejercicio bastante de secundaria para ponerme metas (como si las fuera a cumplir) a corto y largo plazo. Necesito re-Inventarme, partiendo de esa idea que me dieron. A media madrugada seguramente me pondré a llorar de aburrimiento, y de pensar que en pocas horas sale ese camión en el que debería de ir. Tal vez pensaré en mis errores, tal vez me reinventaré, o quizá piense que no son tan graves. Intentaré no deprimirme y pensar que hacer con tanto tiempo libre, entre otras cosas se me ocurre hacer ejercicio (para ver si puedo aumentar mi índice bajo de varonilidad, o como se escriba) Quizá escriba algo, y pensaré mientras lo escribo que es lo más poético que he hecho y quizá debería hacerlo un cortometraje. En la mañana, o medio día, cuando despierte me daré tanta pena que preferiré olvidarlo y relegarlo a mi libreta de ideas inconclusas. Probablemente amanezca sintiendo pena de sentirme víctima, me levantaré, pondré alguna canción que me ponga de buenas y pensaré que es buen momento para hacer algo diferente, no un deporte, no entraré a clases de baile pues no soy tan radical. Estaré feliz, hasta que el más mínimo detalle se me meta por los ojos, por el oído o el olfato que me recuerde aquellos días en los que luchaba por mi viaje, ahora cancelado. Después pretenderé ser feliz y estar bien, hasta que de tanta pretensión me lo crea y suponga que no puedo estar mejor. Total para ese momento, me lo creeré tanto que no sabré si es cierto o una pura pretensión, entonces sonreiré y diré que mi viaje cancelado, me llevo a otro lado, y fue por algo, que claramente hoy no entiendo.

The Raspberry Reich

The Revolution is my Boyfriend... un poco mamona, la neta. Me quedo con Otto. (por ahora)

27.6.08

Inventa.

Para sentirme mejor en mi depresión vacacional, el joven-músico-existencialista me dijo: "Inventa"

El problema es que lo único que puedo inventar así son puras masturbaciones mentales, al fin encontré The Raspberry Reich pero Twin Peaks no, tendré que comprarla original, jeje.

Inventando nada, y aún vivo y sobreviviendo a estas aaaabuuuurridaaaaaaaaaaaaaaaas vacaciones, Yo, aquí, posteando. Lo peor es que no sé si irme de vacaciones a algún lugar cerca o ahorrar el dinero para después irme más lejos. ¿Sugerencias?

25.6.08

Vacaciones.

Justo en este momento debería de ir en camión hacia un lugar al norte de la República, por cuestiones de logística y de internet restringido, estoy aquí escribiendo, además debido a otros enojos y molestias. Ahora, con el viaje pospuesto o cancelado (aún no sé) no sé que hacer. Me puse a pintar mi cuarto, a un estilo muy Mondrian, y aunque no sé ve nada mal, llevo casi una semana y no puedo acabar, esto debido a lo tardado que es hacer cuadritos, que a estas alturas se empiezan a enchuecar de cansancio y a mis distracciones de fin de semana: como el concierto cancelado de Fer y la reunión postconcierto-cancelado del sábado, el domingo por la expo de 15 años en el Palacio de los Deportes (a la que me obligaron a ir) y la sesión de fotos de Rosa en su nuevo estudio, donde descubrí mi poca varonilidad (¡Chale, que triste!).

Por lo pronto se aceptan invitaciones a pasear, de vacaciones, cine, cervezas, fiestas, museos, etcétera, tomando en cuenta que mi presupuesto esta muy limitado y que sea antes del 14 de Julio, cuando por fin mis martirizantes días de no hacer nada se terminen con el viajecito a San Miguel de Allende, del que ya escribiré en su momento. ¡Extraño la escuela y mi cama!

18.6.08

Jeff Wall

El año pasado, en mi viaje a Chicago del que he hecho tanto alarde, tuve la oportunidad de conocer el trabajo de Jeff Wall en el enorme Art Institute. Fuimos dos días y aún así no pude ver la colección completa; muy contento de haberme encontrado de Renoir a Jenny Holzer, pasando por Monet, Picasso, Kandinsky, Chirico, MONDRIAN, Miró, Max Ernst a otros americanos reconocidos como el American Gothic muy famosito últimamente o elNighthawks, entre tantos. Anoté nombres en una hoja de un periódico que espero encontrar en los próximos días. El chiste es que maravillado y más allá de la experiencia estética me puse a recorrer casi corriendo lo que me faltaba del museo, a 15 minutos antes de que cerraran el Instituto encontré (por fin) la exposición de Jeff Wall. Entré y dado el tiempo tan corto solo pude ver rápidamente la exposición con transparencias de gran formato en cajas de luz. Había algo en esas fotos; algo perturbador, atractivo, seductor y misterioso. Por más que quería avanzar y terminar de ver la exposición antes de que dieran las 9 de la noche y comenzaran a vaciar el lugar, no podía, algo había en cada foto que me atrapaba, ya fuera la leche, el girasol o un alguien en la oscuridad. los pollos pelados, o las sombras de los árboles sobre tres personas, siempre estaba ese elemento perturbador-seductor. No negué que fue un buen climax, pese a la brevedad con que recorri la exposición; tal fue mi emoción que cuando vi a Ziga le dije que si habia visto la exposición de Jeff Wall y le enseñe un folleto me dijo que no, pero que las fotos que estaban ahí se le hacian bastante normales. No niego que hubo un grado de decepción al comprobar que la única persona en el MediaBridge program no me entendía nadie lo haría. Observé las fotos del folleto y ese elemento perturbador seguía ahí... pero diminuto, empequeñecido, en proporción al tamaño de la foto. Pensé en lo que me había pasado con Mario Testino; no es lo mismo una foto de Jude Law en una revista que en una foto de dos metros de altura (todavia me acuerdo y babeo) Total, al final y de camino de vuelta al University Center iba pensando en la satisfacción de lo que había experimentado.

Casi un año después, y desde el camión que pasa por Reforma observe que en el anuncio rojo del museo Rufino Tamayo en el que antes había estado escrito con letras blancas Wolfgang Tillmans y Thomas Hirschhorn había cambiado por el de Jeff Wall. Mi reacción, obviamente fue de sorpresa y se me vino a la mente Chicago (con eso de que ando de sensibilito porque ya va a ser un año). Entre escuela y otras cosas hasta hoy (osease ayer, porque ya me cambió el día mientras escribia) fui a hacer acto de presencia ante el trabajo de Jeff. Ansioso por ver todas esas fotos que había visto antes y de volver a sentir lo mismo entré, deje mi mochila, saque mi credencial de estudiante para no pagar y me fui directito a la exposición. Muy bien, una foto, otra, otra más... Ok. Bonito. Ahí vienen las fregonas (me decia) y Pum! de pronto ahi estaban: La de los tatuajes y las sombras, la polleria, el arbolito amarrado al palo, el girasol... y... y.... y... las escaleras con un anuncio de Salida! ¡¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿¿Y la de la leche?????!!!!! ¡¡¡¡¿¿¿¿¿Y el de el monito en la oscuridad???!!!! ¡¡¡¡¿y? ¿y? ¿y?!!!!! Buaaaaaa! Bua! Bua! Desconsolado fui en busca de más arte para saciar mi anhelo de experiencia estética, que se había empezado a formar y que sin embargo cortaron de tajo. Atravesé Reforma, evitando descargar mis anhelos en Leonora Carrington y la nueva exposición de las rejas de Chapultepec. ¿No ya es demasiado? ¿No es querer "culturizar" a los mexicanos a huevo? ¿Con cosas bonitas y digeribles? Me fui al museo de Arte Moderno. Aunque vi cosas interesantes nada pudo llenar el vacio que la exposición de Jeff Wall me había dejado, la promesa de la experiencia estética me había llevado a una desilución del mismo tipo...

15.6.08

Reflexiones de fin de semestre.

Interesante semestre, a decir verdad. La Postproducción de "Mario y yo" fue el evento inicial, a lo que seguiría un agradable anestesico de efecto duradero, mes y medio aproximadamente, apenas interrumpido por la llegada de los días FICCO, que trajeron entre tantas cosas a Otto; Or Up with Dead People, y una nueva conciencia, o el despertar de esta. El FICCO fue la transición, que transformo este adormecimiento voluntario en un despertar alarmante que coincidió con mi entrada a mis 21 años, y con ellos empieza una nueva defrgmentción de mi prsona posmoderna. Solo ideas: De Kaurismaki a Woody
Allen, de Kabah a Goran Bregóvic. El FEMACO, y las
noches fuera de casa. Los días que entraba a las siete de la mañana y las c
lases de documental que me saltaba. Luego vino Matt. Oh, Matt y esa ch
amarra. Y antes mi pseudo viaje a Tepoztlan. Berny persiguiéndo Tejónes y Cerveza
s cantando Mai Mai de Kabah. Conversaciones r
aci
o
nale
s que desembocaron en nuevas ideas. Y Clases de Kerstin, pfff!.
Y Otto.
Y Otto. Y
Dreyer. Y Dreyer, permanente.
Y aprendía, y pensaba, reflexionaba: Esta muy cabrón. Yo era chiquito. "La Musique Automatique" y lo que es ser cool. Y Zona C. Mi Blog: El Uno Nones, para recordar a Girondo.
El mercado, y Alia y Pilar. "Y cruzar
Tlalpan",
y el Miguel de Alejandra. Y las fie
stas, y la cervez
a, el humo.

Tun.

Tun.


Tuntun.

Los últimos días de Abril traen un viento diferente. Momentos esperados que desembocan en frustraciones inesperadas (no tan frustrantes). Y momentos inesperados que desembocan en frustraciones esperadas. Día del niño y todo cambia, como un Recycled Air. Negación a volver a dormir, mantenerme alerta, pecar de alarmista: Finales: Hacer dos programas de Televisión; que fortuna que sean experimentales. Programas que no son televisión. Mono Videns y Experimentarte, de Maya Deren a trabajar junto a Ricardo Nikolayevsky, ¡que buen tipo! El Taller de cine con Carlos Bolado, ¡que decepción! y sin embargo, NORMA salió a flote. Y el reportaje de Tanatología y el otro sobre la Carne. Darme cuenta que todo trabajo con Juan, sale bien y se va o Alemania o a la exposición de la escuela. Y mi Kinora electrónica fue un fracaso, pero salió. Mi "sacado de la manga" proyecto crítico que también salió bien, y mi último éxamen de documental adornado con un diez. Todo lo demás solo bien.

Reflexiono:
Sobre que quiero, a dónde voy y en qué creo. No tuve tiempo de una profunda reflexión durante el semestre, todo se dejo venir inconteniblemente después del FICCO. Y hasta estas vacaciones, hay tiempo, de pensar, de revalorar mi posición pisciana, con ascendencia escorpión y luna en Aries. No he llegado a nada, pero lo haré, tengo un mes antes de que un nuevo semestre empiece, esta vez el séptimo, y sabrán los astros, la ciencia, el destino o dios lo que vendrá. Mientras veo películas, me relajo, y pienso. Pienso, extrañó, y revaloró situaciones pasadas.

3.6.08

Casi...

En otras cosas, el reportaje quedó bastante bien, me sentí más zombie grabando entre tanta carne... El programa de televisión, no es de televisión, pero me gusto. Terminé de editar, por lo pronto. Y me deprimí porque no fui a ver a Otto (Jey Crisffar) a la cineteca... Por lo pronto, ya dormí 8 horas.

.