14.10.09

No es que me equivoque, estoy proponiendo.

los, amantes, de, la, gramatica, seguramente, han, notado, que, el, uso, que, hago, de, las, comas, los, acentos, y, puntos, no, son, precisamente, correctos, sin, embargo, no, quiero, que, consideren, esto, como, un, error, gramatical, sino, como, un, discurso, artistico, que, busque, una, actitud, activa, en, el, lector, el, uso, de, letras, k, en, lugar, de, c, y, q, no, es, discurso, es, flojera,

13.10.09

Y subo las escaleras arriba...

Uniendome a la celebración del día de las escaleras, motivado por Stultifer y su blog "Nosinmicámara.blogspot.com", aquí mi pequeña y mexicana aportación.


Y con este pretexto, aquí Don Oliverio Girondo, papá de El Uno Nones, recitando un poema con escaleras:

11.10.09

Paraguas para las lluvias...

Se acabaron las lluvias (casi), aunque me argumenten que sigue haciendo mucho calor y que para nada parece que ya estamos en Otoño, yo ya veo todo naranja, como con un lente especial, que me emociona y me cautiva... al final, quizá es la sola idea de saber científicamente que estamos en otra época que me emociona por lo que veo todo color naranja-amable y melancólico.

A lo que iba: Se acabo la lluvia pero esta semana no ha sido particularmente buena para varias personas que quiero mucho por la misma razón en diferentes circunstancias, digamos que están lloviendo lágrimas, como en la canción de Bosé.

Inevitablemente tuve una regresión a cuando estaba en una circunstancia similar. Inmediatamente se me vino a la cabeza Les Parapluies de Cherbourg del MARAVILLOSO y a mi consideración, mejor cineasta francés (junto a Mélies) Jacques Demy. (Por cierto, si alguien oye en Radio-B que saludan a "Demi-demi" se refieren al halagado de mi) Los paraguas de Cherburgo que es la traducción, es la primer película completamente cantada de la historia del cine, ganó en Cannes en los 60´s, volvió famosa a Catherine Deneuve y encima cada que la veo acabó hipersensible, a punto del llanto (por eso de mis proyecciones).

Lo maravilloso de la película radica en que Papá-Demy logra construir una historia de amor que se me introduce por la vista, por los oídos, me llega al corazón y cuando menos me lo espero comienza a pellizcarme poco a poco, despacito, sin sentirlo llevándome a una taquicardia hacia el final de la película. El final, maravilloso, deja las emociones desbordadas para todos los que alguna vez hemos amado...

Aquí un fragmento, inspirado/recordado (no-dedicado) por mis amigos que esta semana no la pasaron tan bien. Dedicado a todos a los que alguna vez han dejado a alguien muy querido en una central de autobuses, una estación de tren o un aeropuerto con la inseguridad de no saber cuando lo volverán a ver.